7 sept. 2016

Inicio de septiembre


1. Septiembre llegó con trabajo en una unidad en la que estoy encantada de estar y en la que el tiempo se pasa volando. Por primera vez en mi vida celebro mi cumpleaños trabajando, con unas compañeras maravillosas y un turno tranquilo. Ojalá más así.

2. Vino también con un fin de semana de desconexión de los que el cuerpo te pide y necesitas darle, de poner tierra por medio y que las horas te traigan fuerzas para afrontar los retos que te esperan. Ojalá hubiese sido más tiempo, sólo siento que me faltó una buena sesión de tetería para que estuviese completo.

3. Apareció septiembre, de paso, con la rutina a cuestas. Ahora con más ingredientes a mi cóctel acostumbrado de estudio EIR y escritura. Pero este verano me ha sentado tan bien que me siento con fuerzas de sobra y ganas como para hacerle frente a todo y poder con ello. Nunca me asustó luchar por lo que quiero, ahora mucho menos.

4. La inspiración parece que se va asomando, tímida, y está empezando a llamar a la puerta. Pide permiso para entrar a mi vida porque, ya se sabe, cuanto más liada estés más ganas tendrás de dejarte la piel en el papel. Y hay costumbres que no pueden perderse por nada.

5. Conversaciones que te ayudan a desbloquearte, bienvenidas seáis. Amigos que te entienden y comprenden, que te ayudan y aconsejan, loados seáis. Ideas que empezáis a andar por vuestra cuenta, como si por fin encontrarais vuestro camino, dichosas seáis.

6. Y de pronto te encuentras con mil tareas pendientes, la agenda echando humo, las horas del día limitadas por los horarios que no puedes cambiar y van surgiendo más planes, más cosas que hacer. Las ideas aparecen por tu camino cada dos pasos y empiezas  a ver nuevas formas, nuevos patrones. Lo mismo va siendo hora de darle forma a todo, ahora que todavía puedo controlarlo.

7. No hay nada como volver del turno de mañana y tirarte después de comer en el sofá a terminar el libro que te lleva enganchando días. Tampoco hay nada como pegarte una carrerita con World Painted Blood de fondo. Ambas opciones te alinean los chakras de golpe y te da energía para afrontar lo que sea, comprobado.

3 comentarios:

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.