Ir al contenido principal

El último ingrediente

Esta poción mía que tanto tiempo llevo buscando hacerla posible y tenerla lista antes de empezar el estudio en sí por quinta vez precisaba de varios ingredientes, como ya he comentado en una ocasión anterior.

En su momento, cuando supe la noticia de la nota, supe también que no podía volver a empezar nada más saberlo como había hecho en las ocasiones anteriores. Acabé demasiado cansada en esta edición del EIR y necesitaba un tiempo de vacaciones. En ese periodo es cuando me he dedicado a cocinar a fuego lento esta receta de ánimos, con la idea de que me dure de aquí a que haga el examen.

Algunos de esos ingredientes que quería usar ya los tenía, fueron casi los primeros que añadí. Otros vinieron a mí entonces y resultaron perfectos para esa meta mía tan ansiada, así que al caldero con ellos. Poco a poco he ido añadiendo todo tipo de motivadores, algunos más fuertes que los demás, algunos más suaves, pero todos ellos tienen un peso específico.

Todos son ahora parte indisoluble y poco a poco he ido creando así mi receta de ánimos de cara al estudio que se avecina, puesto que acabo de empezar. Pero me faltaba uno, el más especial de cuantos pudieran pertenecer a esta poción, a este caldero, es el último ingrediente en ser añadido.


De Londres me traigo:

  • El recuerdo de la boda de una de mis mejores amigas. 
  • Casi novecientas fotos en la tarjeta de memoria.
  • Montones de recuerdos, momentos y lugares preciosos.
  • Visitas a sitios tan interesantes como: la Torre de Londres, Madame Tussauds o el Museo de Historia Natural.
  • Pude ver en directo sitios tan memorables como el Tower Bridge, Picadilly, Candem Town, Covent Garden, el Big Ben y el Parlamento, el Palacio de Buckingham o St. James y el cambio de guardia.
  • Tuvimos suerte, apenas nos llovió y pudimos pasear mucho. Además, pudimos hacer dos tours guiados (recomiendo el FreeTour muchísimo) y aprender un montón por el camino sobre la historia de la ciudad.

Además de todo eso, que no es poco precisamente, se vino conmigo desde Londres mi diamante en bruto, algo que me hacía la mayor de las ilusiones desde antes de planificar el viaje siquiera: visitamos el museo de Florence Nightingale en el St. Thomas' Hospital.


Este es mi último ingrediente, el más preciado de todos, el más importante de esta receta que sabía que no estaría completa hasta que aterrizara de nuevo y volviese a casa. Ahora sí que sí. Ahora mi poción de ánimos y fuerza de voluntad está lista y preparada para ser usada.

Comienzo la primera vuelta, pues.

Comentarios

  1. Me alegro mucho (y envidia máxima, por cierto) de tu viaje ^^ Te merecías algo así para coger fuerzas y las fechas te venían al pelo. Coge con fuerza esta carrera y a por tu objetivo. Que más vale tarde que nunca.

    Yo estaré por aquí, por si necesitas soltar lo que lleves dentro.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si la próxima vez que vaya (tengo MUY claro que debo volver) puedo ver a Marta, que se me quedó la espinita clavada.

      Gracias por todos los ánimos y mucha fuerza para ti también. Ya sabes dónde ando si tienes que desahogarte.

      Besazos.

      Eliminar
  2. Ya vas a empezar a estudiar otra vez?yo empiezo a tener ganas de planificar me y eso...pero este año ha sido duro y al menos un mes más me hace falta...Además hasta el 19 que no sepa seguro si cojo plaza estaré disfrutando de un poco de libertad jiji.te preparas con academia?si necesitas algo de apuntes/test avisame.animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de hecho lo empecé ayer. También ha sido un año duro para mí, por eso mismo he empezado a estudiar en abril y no en marzo como en ocasiones anteriores. Sé seguro que no voy a tener plaza, aunque el puesto no es malo quedo demasiado lejos, pero que tú tengas más suerte.

      No te preocupes por el tema apuntes. Me preparé el año pasado con academia, así que aunque ahora vaya por libre tengo test y apuntes como para aburrirme con ellos. Gracias igualmente.

      Nos leemos.

      Eliminar
    2. Lo he conseguido!!soy r1 de salud mental!!!que alegría! !!

      Eliminar
    3. ¡¡Muchas felicidades!! Disfruta mucho la residencia por los que no pudimos conseguirlo :)

      Eliminar
  3. Me encanta el post.
    Todos tenemos un caldero donde vamos metiendo cositas que nos ayudan, que nos dan fuerza. El tuyo es una pasada, y con Florence por bandera siempre se llega lejos.
    Para lo que necesites, aquí estoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío lo tuve que vaciar y limpiar cuando acabé el pasado EIR, pero ha merecido la pena, lo he llenado de cosas tan bonitas. Y lo de Florence es lo mejor. Mi novio se reía un poco cuando estuvimos en el museo, iba emocionada como una cría que va a un parque de atracciones.

      Gracias por los ánimos y el apoyo siempre. Un besazo :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.

Entradas populares de este blog

Escala de Glasgow

Esto de hablar con MedicinaJoven por Twitter sobre posibles reglas mnemotécnicas para aprenderse la escala de Glasgow me ha encendido la bombillita. Porque entre comentarios por ahí, medir los caracteres y tratar de explicarme siento que el pobre ha acabado mareado perdido con mi explicación y no se ha enterado de nada. O eso o soy obtusa con ganas, todo puede ser.
Esto es, sencillamente, tal y como yo hago para acordarme de la escala. No sé si sirve como ayuda o más bien todo lo contrario, pues tiendo a complicarme la vida, pero como mi neurona funciona así, pues nada, le haremos caso, que es la que manda (y la que tiene que hacer el examen luego).

Empecemos con la escala en sí.

(Espero que se entienda mi letra, aunque creo que sí.)
Teniendo en cuenta ya la escala, vamos a observarla un poco mejor. Son tres cosas lo que vamos a valorar con esto: la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora. Simplificando: ojos, habla y movimiento. Al valorar estas tres cosas nos pueden d…

Memorias de un 2016

Enero.Inicio reto 250.Rute y Lucena.Cabalgata.Pre-EIR.Febrero.EIR.Entrevista trabajo.Concursos.Ganadora I Maratón de Microrrelatos Valencia Escribe - Massalfassar.Inspiración. 29/02.Marzo.Puesto 1155.CV.Recital Valencia Escribe.Fallas.Día de la poesía.Viaje a Londres.30, 31/03, 01, 02, 03, 04, 05/04.Freetour y City of London.Abril.Boda de Bar y Marcos.Museo historia natural.Picadilly.Chinatown.Tower of London.Museo de Florence Nightingale.Madame Tussauds.Candem Town.Las cosas claras. Comienzo estudio EIR. #YaNoMax.ENDEI 2016 con Anxo. 15, 16/04.Fin Páginas de Metáforas.21/04.Feria del Libro.Mayo.II Congreso virtual enfermería salud mental.May the 4th.Málaga.Día internacional de la Enfermería.CV.Plan de cuidados literario.27/05.Proba valencià.Correcciones.Junio.Entrevista trabajo (x2).Guiones de historias.La Llamada.Julio.Verano azul URPA.Castellón y Grau.Curso GNEAUPP.Correcciones.Agosto.Fin primera vuelta.Renuevo contrato.Registro Páginas de Metáforas.Academia de nuevo.Septiembre.Mál…

Metáforas y refugio

Su primer nombre no oficial fue la primera palabra que acudió a mí cuando la forma y el fondo apenas habían despuntado en el folio. Como tantas otras, podría haberse quedado en el limbo de las anotaciones que no llevan a ninguna parte, pero prosperó y creció entre temarios.
Su segundo nombre no oficial es "refugio": todo está contenido en o entre sus páginas. Incluso lo nuevo, lo aún no escrito, en formato notas.

Ahora mismo reposa sobre mi mesa tal cantidad de papeles que puede llegar a ser caótico a ratos. Viven sobre esta superficie, ahora decorada con un mantel blanco de rayas de colores que dibujan cuadrículas, el último tema que estoy estudiando y el esquema correspondiente. Al lado, para recordarme lo pendiente, el planning mensual y el calendario del mes. La agenda tampoco anda lejos, mis últimas letras tampoco: en mi cuaderno literario abundan palabras que van pidiendo su espacio. Además, guardo aún dentro de mí la chispa de una posible idea aún primitiva y reciente …