10 ago. 2015

Cosas que me han sentado de lujo esta semana pasada

1. Tener un día entero para mí, para hacer lo que me apeteciese al ritmo que quisiese. Y aprovecharlo como me ha dado la gana, empezando por levantarme más tarde de lo que he venido haciendo toda la semana. Descanso en todos los sentidos.

2. Escuchar media discografía de Iron Maiden mientras estudiaba. Tararear o cantar ciertos estribillos de cuando en cuando. Ver lo efectivo que es tenerlos de fondo al avanzar páginas y páginas sin parar, sin perder empuje. Nunca sientan mal.

3. Escribir. Escribir mucho, pasarme toda la semana con el cuaderno a cuestas y un bolígrafo. Aprovechar luego el sábado por la noche y parte del domingo por la mañana para pasar todo al ordenador, ideas de madrugada incluidas.

4. Poner al día mis blogs literarios. Sobre todo, actualizar mi LiveJournal y ya que estaba, subir entrada nueva por allí, parte de mi anecdotario metafórico. También ha caído por el camino nuevo post en las Cartas.

5. Quedar con varios amigos a los que hacía mil que no veía. Quedar, además, con mis adorables cabritos de ACME y pasar la tarde planeando dominaciones mundiales jugando a juegos de mesa como el Ghost Stories o Carrera de brujas.

6. Descubrir este vídeo sobre ideas para estudiar en verano y, aunque no pueda ponerlas todas en práctica por aquello de mis horarios de trabajo en agosto, me recordó mucho al post que escribí sobre el tema a mediados de julio. Nunca está de más recordar eso, sobre todo si quiero que me siga cundiendo este mes como hasta ahora.

7. Sobrevivir a la tarde-noche del domingo (17 horas) con diecinueve pacientes a mi cargo. Aunque, más bien, debería decir que lo que me ha sentado de lujo ha sido dormir el saliente esta mañana después de tanto trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.