20 abr. 2015

Printemps


¡Adoro la primavera! Es salir el sol y que vengan los primeros días de calorcito y ya estoy yo ahí, desafiando mi alergia al polen y la blancura de mi piel (para eso está la crema protectora). Me encanta disfrutar del aire libre ya sea en la playa, en algún parque, el balcón de casa o donde sea. Y prefiero hacerlo ahora, que todavía la temperatura no es muy elevada, porque en verano no soy capaz de soportarlo.

Que morriña me ha dado de estar ahora mismo en la azotea de casa de mi abuela con mi Cobi al lado. Pero me acabo de acordar que evito ir allí en abril y mayo porque lo paso fatal con la alergia y se me ha pasado un poco. Aun así echo de menos a mi perro y los ratos que pasábamos juntos al sol. Qué ganas de achucharle otra vez.

Soy flor de exterior. Incluso si tengo que estudiar procuro hacerlo fuera siempre que sea posible. Desconecto de una forma sorprendente. Aunque esté en plena ciudad me aporta paz, me inspira incluso para escribir. Busco en muchas ocasiones estos sitios porque necesito algo mas, algo alrededor que no sea siempre lo mismo.

Conexión con la naturaleza. Mi cuerpo y mi mente buscan esta unión. Por eso adoro hacer la fotosíntesis mientras leo los temarios, me bebo alguna novela o me pierdo en pensamientos varios que acaban seguro en rato de escritura.

Ah, y si a una estación tan bonita como esta le añado mi lado cocinillas pues acabo con un tarro de mermelada de fresa casera (gracias, Anxo, por la receta). Así acompaño mejor mis ansias de exterior matutinas. Felicidad sólo de pensar en desayunar con ella antes de irme a estudiar. Si con eso no me cargo las pilas es que no soy de este mundo.

Nos cuidamos bien en casa, sí.

Por cierto, que también están siendo estos días de aire libre momentos de echar de menos algo más que a mi perro, cosa que ya se encarga de aliviar un poco mi bichejo, enviándome fotos de él. No puedo evitar echar de menos también mi tierra, mi Málaga.



El hecho de que ma Princesse me haya enviado este vídeo me han dado unas ganas impresionantes de hacer nuestra ruta particular juntas de nuevo: el pitufo mixto con un mitad, el centro temprano en un día de diario, el paseo por el puerto, la visita a la Farola para acabar en el espigón sentadas, junto a la escollera al lado de la Malagueta, hablando de cualquier cosa. O de volver a visitar Los Baños del Carmen. O de disfrutar del mar, como sea.

Eso sí, no me quejo de mi tierra adoptiva. Al menos tiene variedad de parques y espacios verdes donde calmar mi sed de espacios al aire libre. Y la playa siempre es refugio. Menos mal que la naturaleza es bálsamo y terapia. Menos mal que está siendo fuente de creación e inspiración. Menos mal que la fotosíntesis junto a un tema siempre lo hace más llevadero. Menos mal que, pese a la alergia, adoro este tiempo.

Creo que he vuelto a florecer.

6 comentarios:

  1. Cervantes M.20/4/15 09:08

    Floreciendo muy temprano, desbordando energía, recorriendo a partir de recuerdos la ciudad de la biznaga. Lo que escribes es un pase de vuelta a las emociones vividas, un billete reutilizable cada vez que lo leas.
    Pese a la alergia o a la blancura de tu piel, nunca fuiste planta de invernadero, y hoy, otra ciudad te ha integrado en su vivo escenario. Volveremos, pero mientras ese momento llegue, disfrutemos de cada momento. Du printemps.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde bien temprano, y tras esto un desayuno y un rato de escritura. No se puede empezar mejor el día... O está al menos difícil de igualar.

      Tu me manques!

      Eliminar
  2. También estoy sufriendo un poco con la alergia, pero pronto también haré mis mermeladas, y desayunar con una mermelada casera es empezar bien el día. Aquí lo malo es que tenemos alergia pero no calor :(
    Nos vemos pronto! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento la estoy soportando bien aquí, debe ser que no tengo demasiados matojos cerca. Aún así en según qué sitios no paro de estornudar y me molestan los ojos un huevo.

      Nos vemos pronto, sí. Un beso.

      Eliminar
  3. Tal y como pintas, a mí también me gustaría ser de exteriores para todo... es que para el tema laboral (léase estudiar, leer artículos para hacer trabajos...), me sienta fatal. Ahora, para el ocio ¡me encanta! Me concentro mucho mejor para leer, escribir y oír música en un parque que en mi casa.
    ¡A mí también me encanta este tiempo! Soy Aries, nacida casi al mismo tiempo que la primavera... no había escapatoria: me van el fuego y el calor. Me sienta bien esta época, como a ti.
    ¡Mucho ánimo con la alergia... y muchos besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, obviamente para estudiar y eso busco sitios tranquilos. La playa en fin de semana no es opción viable, por ejemplo. Y curiosamente la playa suele gustarme más en otoño. Ahora aprovecho para vivir en el balcón de mi casa o para irme de parques, que hay bastantes y allá donde pueda poner la toalla para sentarme en el césped me vale.

      Una Virgo por aquí. El verano siempre había sido mi estación favorita, pero de un tiempo a esta parte disfruto más del entretiempo (primavera y otoño).

      Gracias por los ánimos con la alergia. Este año la llevo mejor que otros, la verdad :) ¡Besos!

      Eliminar

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.