Ir al contenido principal

6 motivos para que llegue el día #ObjetivoEIR2015 (semana 32)

La suerte influye y el que diga lo contrario miente como un bellaco. Obviamente no me refiero a la suerte esa en la que tú, pajarito, no te miras nada y luego haces el examen de tu vida y la humanidad. O estudias lo justo y ese día se alinean hasta las galaxias y consigues sacar un veinte sobre diez. No, me refiero a otro tipo de suerte, a esa que hace que caigas enfermo a escasas semanas del día famoso con el que llevas dando el coñazo a tu alrededor desde que le pusiste los ojos a esto.

Y así ando ahora mismo, me he hecho un "nido" en la cama, tengo el portátil a mano y los temarios. Malestar físico y dolor de garganta aparte, de momento no tengo fiebre, así que me quedo tranquila, recuperándome y con medio litro de mi té favorito en el termo que me regalaron los Reyes Majos (es que leyeron mi carta). Porque yo lo valgo.

[Yo era fan del té con canela hasta que probé este y me enamoré♥]

Me conocéis ya un poco de leerme aquí. Y si no, porque sois nuevos, pues os lo digo igualmente: me gusta ver el lado positivo de las cosas. Así que esta entrada va a estar cargada de positividad y ganas, por compensar un poco mi suerte.

Motivos por los que quiero hacer de una puñetera vez el examen:


  1. Tiempo. Quiero tiempo. Quiero poder aburrirme a gusto. Quiero no tener presión, poder perder los minutos en lo que me dé la gana sin culpabilidad. Quiero viciar como si no hubiese mañana. Y de tener tiempo derivan el resto de motivos.
  2. Costura. No es que una sea experta en la materia, ni mucho menos, pero tengo un par de patrones por ahí a los que me gustaría meterles mano. Y una tela roja muy bonita, por ejemplo, que pide a gritos ser falda.
  3. Lectura. La lista de pendientes es enorme. Me dediqué a poner por escrito lo que tengo entre el Kindle y la estantería y es que da susto ver tanto título junto (lista completa aquí, la voy actualizando). Juro que en mi vida he tenido tanto libro seguido sin haber sido tocado. Qué excusa más buena tengo para pasarme horas leyendo sin parar, ¿eh?
  4. Fotografía. Mi cámara se merece fundir un par de juegos de pilas y que le pete los 8gb de memoria a base de patearme la ciudad y hacer fotos. Qué ganas de repetir mis excursiones a pie por el centro e ilustrar un álbum entero con lo que veo. Por poner un ejemplo, vaya.
  5. Escribir. Me he propuesto algunos retos de escritura para este año. Quiero meterle mano a mi último proyecto terminado, corregirlo y ya poder pensar qué hago con él (tiene pinta de que lo moveré en algún concurso). Pero también me apetece muchísimo escribir cosas nuevas: ya tengo algunas ideas anotadas y espero tener tiempo para desarrollarlas como se merecen.
  6. Bloggear más. Mi propósito este año con respecto a mis blogs es trabajar más en ellos, así que si dispongo de tiempo de sobra podré dedicarme a hacer otro tipo de entradas que no sean el monotema EIR. Además, quiero darle un toque nuevo a mi blog literario, mis Cartas, con una newsletter, así que tocará trabajar en ello y ofrecer contenidos de calidad, como corresponde.

Creo que se nota que me apetece un poco de libertad creativa, ¿no? Pues eso.


PD: La lista definitiva de admitidos salió el pasado viernes 9. Este año he leído aquí que somos 16137 luchando por conseguir nuestro sueño. casi 1300 menos que el año pasado.

Comentarios

  1. Isiiii no nos queda nada! Ultimo empujon y a hacer todo lo q tenemos pendiente! Buena entrada como siempre. Muchos besitos y ya veras se alinearan los astros para nosotras. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O como diría mi novio en estos casos: que se alineen hasta la arena de la playa. Qué alegría de que quede menos, de verdad, qué ganas de quitarme esto de encima y que le den. Lo que tenga que ser será, paso de comerme la cabeza con si estudié mucho o poco a estas alturas, solo quiero hacerlo.

      Un beso y ánimos para ti también en ese último empujón :)

      Eliminar
  2. Ole, ole y ole!!
    Al mal tiempo buena cara!!! Y todavía hay que ser más positivos y mejor pensar que no se te ha puesto el resfriado o el gripazo en todo lo alto la noche antes del examen, con un fiebrón de 39-40...
    Me encantan tus motivos, todos y cada uno. Y yo estaré atenta a todo lo que quieras compartir por aquí: textos, fotos, música, recomendaciones de libros (ejem ejem *-*).
    Mucho ánimo en este empujón final. Final en todos los sentidos; ojalá sea la última vez que te presentas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso del gripazo ya me pasó el año pasado a menos de una semana del examen. No pude hacer nada esos días, ni repasar ni nada, pero al menos llegué razonablemente bien para el examen. Doy gracias de que haya sido hoy, sí.

      Por aquí compartiré casi todo, excepto lo literario, que para eso tengo mi otro blog: Cartas de ilusiones y proyectos. Ahí voy publicando reseñas, comparto textos y comento cómo llevo mis escritos, así en general. Espero leer cosas interesantes este año y poder recomendarlas.
      Muchas gracias por los ánimos y el comentario, como siempre. Un besazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.

Entradas populares de este blog

Escala de Glasgow

Esto de hablar con MedicinaJoven por Twitter sobre posibles reglas mnemotécnicas para aprenderse la escala de Glasgow me ha encendido la bombillita. Porque entre comentarios por ahí, medir los caracteres y tratar de explicarme siento que el pobre ha acabado mareado perdido con mi explicación y no se ha enterado de nada. O eso o soy obtusa con ganas, todo puede ser.
Esto es, sencillamente, tal y como yo hago para acordarme de la escala. No sé si sirve como ayuda o más bien todo lo contrario, pues tiendo a complicarme la vida, pero como mi neurona funciona así, pues nada, le haremos caso, que es la que manda (y la que tiene que hacer el examen luego).

Empecemos con la escala en sí.

(Espero que se entienda mi letra, aunque creo que sí.)
Teniendo en cuenta ya la escala, vamos a observarla un poco mejor. Son tres cosas lo que vamos a valorar con esto: la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora. Simplificando: ojos, habla y movimiento. Al valorar estas tres cosas nos pueden d…

Memorias de un 2016

Enero.Inicio reto 250.Rute y Lucena.Cabalgata.Pre-EIR.Febrero.EIR.Entrevista trabajo.Concursos.Ganadora I Maratón de Microrrelatos Valencia Escribe - Massalfassar.Inspiración. 29/02.Marzo.Puesto 1155.CV.Recital Valencia Escribe.Fallas.Día de la poesía.Viaje a Londres.30, 31/03, 01, 02, 03, 04, 05/04.Freetour y City of London.Abril.Boda de Bar y Marcos.Museo historia natural.Picadilly.Chinatown.Tower of London.Museo de Florence Nightingale.Madame Tussauds.Candem Town.Las cosas claras. Comienzo estudio EIR. #YaNoMax.ENDEI 2016 con Anxo. 15, 16/04.Fin Páginas de Metáforas.21/04.Feria del Libro.Mayo.II Congreso virtual enfermería salud mental.May the 4th.Málaga.Día internacional de la Enfermería.CV.Plan de cuidados literario.27/05.Proba valencià.Correcciones.Junio.Entrevista trabajo (x2).Guiones de historias.La Llamada.Julio.Verano azul URPA.Castellón y Grau.Curso GNEAUPP.Correcciones.Agosto.Fin primera vuelta.Renuevo contrato.Registro Páginas de Metáforas.Academia de nuevo.Septiembre.Mál…

Metáforas y refugio

Su primer nombre no oficial fue la primera palabra que acudió a mí cuando la forma y el fondo apenas habían despuntado en el folio. Como tantas otras, podría haberse quedado en el limbo de las anotaciones que no llevan a ninguna parte, pero prosperó y creció entre temarios.
Su segundo nombre no oficial es "refugio": todo está contenido en o entre sus páginas. Incluso lo nuevo, lo aún no escrito, en formato notas.

Ahora mismo reposa sobre mi mesa tal cantidad de papeles que puede llegar a ser caótico a ratos. Viven sobre esta superficie, ahora decorada con un mantel blanco de rayas de colores que dibujan cuadrículas, el último tema que estoy estudiando y el esquema correspondiente. Al lado, para recordarme lo pendiente, el planning mensual y el calendario del mes. La agenda tampoco anda lejos, mis últimas letras tampoco: en mi cuaderno literario abundan palabras que van pidiendo su espacio. Además, guardo aún dentro de mí la chispa de una posible idea aún primitiva y reciente …