Ir al contenido principal

Aportaciones

Estamos ya a 15 de agosto, por lo que ya medio contrato ha pasado, bastante rápido además. Volviendo de trabajar ayer estuve dándole vueltas a esta entrada y la traigo hoy. Porque me apetece reflexionar un poco, porque para eso tengo mi blog y porque tengo ganas de llenar esto con algo más que mis resúmenes semanales.

Vengo a hablar de aportaciones. Qué me aporta a mí el EIR y qué le aporto yo a él.

No quiero ser monotemática y que el estudio ocupe todas mis entradas, porque hay más mundo alrededor. Soy de la firme opinión de que no debería hacerse de la preparación a este examen el eje de rotación del universo, que no debería ver todo desde el mismo prisma, que hay más cosas en las que fijarse en la vida. Lo soy por un motivo muy sencillo: si solo se focaliza la atención en un mismo tema y el resto pasa a un quinto plano (el segundo plano está demasiado cerca) al final solo consigues agobiarte más y más. No es sano. Estamos todavía en agosto, falta mucho tiempo. No es el mejor momento para estar ya hasta las narices del tema, no cuando todavía queda para el examen la tira.

Por eso, y porque me gusta buscarle el lado positivo a esto de estudiar en verano, es por lo que mi querida neurona me trajo la idea de teclear este post. Porque en un intento de ampliar horizontes me he analizado y he observado mi mundo enfermero.

He de empezar por los posts semanales. Supongo que todo empezó en un intento de comprobar qué hago a lo largo de la semana, además de asegurarme la frecuencia de actualización del blog. A veces no he sabido qué contar, sobre todo cuando estaba liada con la mudanza. Otras, no sabía cómo sintetizar la semana, como estos días de trabajo. Pero noto que me sirve para darme cuenta de que el tiempo transcurre, no se detiene. Me gustaría ver más avances y tengo que ponerme más a ello. Noto que esas entradas no parece que interesen mucho, pero no puedo dejar de hacerlas porque para mí son importantes. Este blog no deja de ser un sitio personal, y el diario de este tercer año de estudio debe estar plasmado. Quiero que sea el último y obtener mi plaza en 2015, quiero leerme más adelante y ver cómo lo hice.

Tengo que decir, pues, y un poco a modo de resumen del parrafazo anterior, que lo que me ha aportado este proceso de estudio, a falta aún de mucho tiempo por delante, es disciplina. Me ha dado mucha confianza en mí misma y en mis capacidades. Me ha enseñado bastantes cosas, más allá de lo estrictamente académico. Me ha mostrado que la motivación es la clave. Y, por supuesto, esa disciplina de la que hablo. A 15 de agosto como estamos, con el índice de temarios delante y mi planning personal de estudio en papel, veo el calendario y sé que puedo. Cómo no voy a poder. Lo veo fácil, factible. Me veo más fuerte que nunca para conseguirlo.

Pero también yo le he aportado a esto. ¿Cómo puedo yo aportarle al estudio? Supongo que es la pregunta clave. Mi respuesta me la ha dado la experiencia laboral de este año. Desde 2011 no pisaba un hospital (como profesional, se entiende) y en estos quince días me he dado cuenta que tanto tiempo de estudio, aunque no haya ejercido, han hecho que no me oxide del todo. Me noto profesionalmente más segura de lo que hago y en ciertos momentos del día, ante ciertas situaciones, salta a la mente algún conocimiento de todo lo que he ido asimilando con tanto estudio. Al estar en una planta de medicina interna veo de todo a diario, por lo que el abanico se abre y me está sirviendo como aprendizaje y recordatorio. Así que a este estudio, a este esfuerzo, le aporto la seguridad de ver el fruto en la realidad, de notar que se ha quedado bien interiorizado. Esa seguridad ayuda a la autoestima y a la confianza. Así que le aporto dosis dobles de motivación.

Es por eso que ya no me enfrento a los apuntes como si fuesen un desafío imposible. Siento que he cambiado un poco de mentalidad, no lo veo ya como una carrera de fondo. Lo veo como un continuo, como algo en lo que esforzarse a diario. Lo veo como una parcela más de mi profesión, a lo que debo dedicar X horas al día, las que sean necesarias, para cumplir un pequeño objetivo diario. Se me hace más accesible, más ameno, supongo que por verle la aplicación práctica. No deja de ser una cuestión de disciplina, pero no me asusta trabajar y pienso hacerlo.

Al final, el EIR me aporta conocimientos, disciplina y confianza, yo le aporto doble motivación, seguridad y autoestima. Creo que es una balanza equilibrada. Puede salir algo muy bueno de esto.

Feliz puente, señores. Nos leemos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escala de Glasgow

Esto de hablar con MedicinaJoven por Twitter sobre posibles reglas mnemotécnicas para aprenderse la escala de Glasgow me ha encendido la bombillita. Porque entre comentarios por ahí, medir los caracteres y tratar de explicarme siento que el pobre ha acabado mareado perdido con mi explicación y no se ha enterado de nada. O eso o soy obtusa con ganas, todo puede ser.
Esto es, sencillamente, tal y como yo hago para acordarme de la escala. No sé si sirve como ayuda o más bien todo lo contrario, pues tiendo a complicarme la vida, pero como mi neurona funciona así, pues nada, le haremos caso, que es la que manda (y la que tiene que hacer el examen luego).

Empecemos con la escala en sí.

(Espero que se entienda mi letra, aunque creo que sí.)
Teniendo en cuenta ya la escala, vamos a observarla un poco mejor. Son tres cosas lo que vamos a valorar con esto: la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora. Simplificando: ojos, habla y movimiento. Al valorar estas tres cosas nos pueden d…

Memorias de un 2016

Enero.Inicio reto 250.Rute y Lucena.Cabalgata.Pre-EIR.Febrero.EIR.Entrevista trabajo.Concursos.Ganadora I Maratón de Microrrelatos Valencia Escribe - Massalfassar.Inspiración. 29/02.Marzo.Puesto 1155.CV.Recital Valencia Escribe.Fallas.Día de la poesía.Viaje a Londres.30, 31/03, 01, 02, 03, 04, 05/04.Freetour y City of London.Abril.Boda de Bar y Marcos.Museo historia natural.Picadilly.Chinatown.Tower of London.Museo de Florence Nightingale.Madame Tussauds.Candem Town.Las cosas claras. Comienzo estudio EIR. #YaNoMax.ENDEI 2016 con Anxo. 15, 16/04.Fin Páginas de Metáforas.21/04.Feria del Libro.Mayo.II Congreso virtual enfermería salud mental.May the 4th.Málaga.Día internacional de la Enfermería.CV.Plan de cuidados literario.27/05.Proba valencià.Correcciones.Junio.Entrevista trabajo (x2).Guiones de historias.La Llamada.Julio.Verano azul URPA.Castellón y Grau.Curso GNEAUPP.Correcciones.Agosto.Fin primera vuelta.Renuevo contrato.Registro Páginas de Metáforas.Academia de nuevo.Septiembre.Mál…

Metáforas y refugio

Su primer nombre no oficial fue la primera palabra que acudió a mí cuando la forma y el fondo apenas habían despuntado en el folio. Como tantas otras, podría haberse quedado en el limbo de las anotaciones que no llevan a ninguna parte, pero prosperó y creció entre temarios.
Su segundo nombre no oficial es "refugio": todo está contenido en o entre sus páginas. Incluso lo nuevo, lo aún no escrito, en formato notas.

Ahora mismo reposa sobre mi mesa tal cantidad de papeles que puede llegar a ser caótico a ratos. Viven sobre esta superficie, ahora decorada con un mantel blanco de rayas de colores que dibujan cuadrículas, el último tema que estoy estudiando y el esquema correspondiente. Al lado, para recordarme lo pendiente, el planning mensual y el calendario del mes. La agenda tampoco anda lejos, mis últimas letras tampoco: en mi cuaderno literario abundan palabras que van pidiendo su espacio. Además, guardo aún dentro de mí la chispa de una posible idea aún primitiva y reciente …