La cabra tira al monte vol.2

Como ya comenté en la entrada anterior, me he mudado a Valencia. Decir que estoy eufórica es poco: tenía muchísimas ganas de dar este paso con mi señor esposo, con el plus de que nuestra casa nos encanta y me siento cómoda y a gusto, muy a gusto. Como decía ma Princesse ayer, la vida conyugal me sienta bien.

[Mi nuevo rincón de estudio. Enamora.]

Ahora ya entenderéis, supongo, por qué tenía tanto lío, por qué he estado tan ocupada y por qué no he podido dedicarle todo el tiempo posible al estudio. Organizar el viaje, preparar las cajas, arreglar la casa, colocar los trastos... Entre unas cosas y otras he estado alrededor de un mes casi monotemática. Por medias he avanzado lo que he podido, pero no puedo negar tampoco que el nerviosismo y las ganas me impedían concentrarme en muchos casos.

Peeeero mi vida es una tormenta, siempre tengo algo entre manos, algún lío, algo que hacer, algo... No iba a ser todo tan fácil como venir aquí, instalarme y ya está. Al día siguiente de llegar recibí la llamada.

[Sí, mi Facebook está en francés. El Gmail también.]

Entre mis amigos, sobre todo, tengo fama de bruja (de hecho, mis adorables cabritos de ACME me llaman elfabruja) por el tema de las predicciones. El caso es que llevaba ya tiempo, lo menos desde 2011, diciendo que el metro de Málaga no lo iban a inaugurar hasta que yo no tuviera trabajo, que me iba a ir de Málaga sin verlo funcionar... Pues toma castaña: el metro lo inauguran el 30 de julio, yo me vine a Valencia el 17 y el 18 me llamaron para currar.

No, aún no he llegado al nivel de saber los números de la lotería por adelantado. Ni las preguntas del EIR tampoco.

Como la loca de las Cerezas no se está pasando la vida en nivel fácil, que eso es para cobardes y principiantes, pues ahora es cuando viene lo interesante: vuelvo al hospital donde curré en 2011, vuelvo a Córdoba. Que en parte está de puta madre, porque tres años después vuelvo a Medicina Interna, con un ambiente cojonudo y unos compañeros geniales. ¿Cuántos de vuestros supervisores han preguntando por vosotros año tras año a ver si volvíais?

Lo malo es que Córdoba en verano es el horno del infierno con la puerta abierta. Eso y el follón de viajes y vueltas que le estoy dando a media España últimamente, que apenas me da tiempo a sentarme y ver dónde estoy, que ya toca hacer la maleta e irme de nuevo. Va a costar llevar el EIR al día, pero ¿y quién dijo que fuese fácil? La vida sin retos es sosa y aburrida.

Eso sí, juro que como me saque mi plaza me voy a pegar el conciertazo de mi vida para celebrarlo. Por mis santos ovarios.

Así que aquí me tenéis, entre dos tierras como la canción de los Héroes. Adelanto la entrada a hoy, viernes, porque el lunes que viene me toca volver a hacer las maletas (que esa es otra, búscate un viaje de urgencia a sabiendas que por medio hay una huelga de Renfe). Eso sí, preveo más actualizaciones, que llevar tanta cosa a la vez seguro que da carne e inspiración como para escribir a menudo por aquí.

Mientras tanto, los que podáis, disfrutad el verano, que también está para eso y hay que recargar las pilas. Yo voy a aprovechar la oportunidad de trabajar a muerte para recargar las mías. Y es que para mí no hay nada mejor, ni más inspirador, que un hospital.

Feliz fin de semana, señores.

Comentarios

  1. Ahora que está demostrado que tus poderes adivinatorios funcionan, hay que entrenarlos, a ver si consigues adivinar los números de la lotería y salimos de pobres :D
    Felicidades por la mudanza y el trabajo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando consiga resultados te aviso con los números.
      Gracias por las felicitaciones, espero verte pronto por aquí.

      Besos.

      Eliminar
  2. Leerte es un estrés jajaja Pero lo llevas muy bien y con motivación, que es lo que importa.

    Disfruta de tu trabajo y ya volverás a tu pisito en Valencia ^.^

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagina vivirlo jajaja Lo llevo bien porque tengo ganas y prefiero verlo con positividad. Además, con la experiencia fijo conocimientos seguro.


      Un beso.

      Eliminar
  3. Me alegro de que hayas encontrado trabajo, dentro de nada vuelves a Valencia (por cierto, mi tierra) a ese rinconcito de estudio que me ha encantado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Si un mes es nada, además que voy a gozarlo trabajando, así que no tengo motivos para quejarme.

      Nos leemos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.