10 mar. 2013

Positivismo de domingo por la tarde

Se acabaron las lamentaciones, los momentos de bajón.
Que si bien no estoy pasando por mi mejor momento sé que puedo, que podremos juntos.
Porque le tengo a él, que me anima, me apoya y me roba sonrisas.
Porque esas sonrisas que me roba son mágicas, me alegran el corazón como nada.
Porque he tomado ya algunas decisiones.
Pienso probar suerte, nadie dijo que esto estuviera ganado o perdido de antemano. Y yo quiero intentarlo.
Pienso corregir mis historias, hacerlas grandes, continuar, seguir adelante. Estancarse no es la solución nunca.
Pienso seguir guerreando, porque estarme quieta no forma parte de mi naturaleza. Si estoy quieta me muero.
Y a por el EIR pienso ir a muerte, como si no hubiese mañana.


No me pienso frenar. No lo voy a dejar. No voy a parar.
Lo conseguiré, cueste lo que cueste.

3 comentarios:

  1. ¡Mucho ánimo! Sé que podrás con todo. :D

    ResponderEliminar
  2. Ánimo bonita, con esa actitud llegarás a cualquier lugar que te propongas :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por los ánimos :)

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.