4 mar. 2013

Desmotivación

Libros ya estudiados que me miran con ojos de "vuelve a intentarlo".
Correos desiertos, páginas sin ofertas de trabajo, silencio.
Historias terminadas hace tiempo que precisan una corrección profunda.
Ideas que se pasean, pero muy lejanas, como si se alejaran y despidieran.
El tiempo, que pasa lento a ratos, y a ratos rápido, pero que devora mis pocas ganas.
Cansancio extremo que me sacude por dentro.
Proyecto de corrección de una historia.
Futuras publicaciones en diferentes medios.
Dos historias más para escribir, así como un relato.
Un concurso que me tienta demasiado y no sé qué hacer con él.
Un futuro reto personal que busca devolverme la ilusión.
Indecisión, por no saber qué hacer, por no tener nada claro.


¿Preguntaste cómo me siento hoy, cómo llevo sintiéndome estos últimos días? Una mezcla de todo eso. No tengo nada claro, me siento absolutamente perdida en todo. No sé qué camino tomar, no sé en qué centrarme, y no encuentro motivos para hacer nada.

Estoy tan gris como el cielo ahora mismo y no sé qué rumbo darle a mi vida.

2 comentarios:

  1. Cuando nos encontramos con tantos frentes no sabemos a cual prestarle atención ni como enfrentarnos ante "tanta" cosa. Poco a poco, dándonos un respiro y alejándonos para pensar realmente en lo que nos rodea acabará todo acomodándose en su sitio.

    Ánimo, que ésto no es más que un pasito más para los sueños. Procesos que hay que pasar.. ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Más que frentes, diría que es falta de motivación por todo. Estoy más que acostumbrada a llevar varias cosas a la vez y a tener varios frentes siempre (Escuela de Idiomas, estudios de enfermería, cursos, escritura...)

    Gracias por los ánimos :) A ver si los sueños se cumplen. ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.