Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

La vida es sueño

Clotaldo.- Buenas albricias tendría.

Segismundo.- No muy buenas: por traidor,
con pecho atrevido y fuerte
dos veces te daba muerte.

Clotaldo.- ¿Para mí tanto rigor?

Segismundo.- De todos era señor,
y de todos me vengaba;
solo a una mujer amaba...
que fue verdad, creo yo,
en que tod se acabó,
y esto solo no se acaba. (Vase el Rey.)

Clotaldo.- (Aparte. Enternecido se ha ido
el Rey de haberle escuchado.)
Como habíamos hablado
de aquella águila, dormido,
tu sueño imperios ha sido;
mas en sueños fuera bien
honrar entonces a quien
te crió en tanto empeños,
Segismundo, que aun en sueños
no se pierde el hacer bien. (Vase.)

Segismundo.- Es verdad; pues reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos:
y si haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir solo es soñar;
y la experiencia me enseña
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.
Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso que…

Bright star (traducción propia)

Imagen
Bright star, would I were steadfast as thou art-- 
Not in lone splendour hung aloft the night 
And watching, with eternal lids apart, 
Like nature's patient, sleepless Eremite.

The moving waters at their priestlike task 
Of pure ablution round earth's human shores, 
Or gazing on the new soft-fallen mask 
Of snow upon the mountains and the moors.

No--yet still steadfast, still unchangeable, 
Pillow'd upon my fair love's ripening breast, 
To feel for ever its soft fall and swell, 

Awake for ever in a sweet unrest, 
Still, still to hear her tender-taken breath, 
And so live ever--or else swoon to death.



------- traducción propia --------


Estrella brillante, quisiera ser firme como vuestro arte--
No en solitario esplendor flotando en el aire de la noche
Y observando, con eternos párpados alejados,
Con la paciencia de la naturaleza, Eremita desvelado.

Las aguas en movimiento en su hierática tarea
De pura ablución en las orillas humanas de la tierra,
O mirando fijamente en la nueva cubierta suav…