5 mar. 2011

Sleep


Una noche más, mi espalda 
y la pared son vecinos de almohada...
Caricias sin dueño recorren mi espalda,
y todos mis sueños huérfanos
se acurrucan bajo mi sábana.

Una noche más, te veo a oscuras
desaparecer en la penumbra...
Sombras sin forma, mi cordura,
me abandona en forma de locura,
siendo una auténtica tortura.

Una noche más, desespero,
bajo las mantas lo intento, duermo...
Y me persiguen en sueños
todos mis fantasmas diurnos
peleándose por no llegar el último.


[[imagen by schnin]]

2 comentarios:

  1. Me has leído el pensamiento Isa. O es que además de hacer tantas cosas bien también tienes el don de la telepatía.

    Un beso insomne.

    ResponderEliminar
  2. Bonito texto, para no perder la costumbre. Y, por lo que veo, que perdido ando, en carnaval andamos de máscaras por aquí y por allí. Un beso para dos de mis niñas del Taller.

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.