Ir al contenido principal

Adicta

Cuando las venas llevan notas y notas de riffs acelerados, solos potentes como ellos sólo pueden acelerar el organismo, ritmos frenéticos de baterías y letras de tiempo atrás o más recientes que te retumban y elevan los ánimos. Cuando llegas al punto que el silencio se te antoja caprichoso y vacío, sin sentido, y sólo deseas más y más dosis aún notando que llevas alimentándote de aquellas notas durante dos días. Cuando sólo puedes silbar en un vano intento de llenar el aire con las notas que tienes en la cabeza y retumban a tu alrededor como si estuvieran saliendo de un altavoz, entonces lo sabes. Te diste una sobredosis. Eres adicta.

Si, encima, cada nota que sonó fue distinta de la anterior, independiente y especial. Si cada letra te cuenta un trozo de la historia desde un ángulo distinto, siempre necesario. Si cada canción es una pieza del puzzle tridimensional de la mente, donde las piezas a veces encajan y otras veces sobran. Si, encima, has encajado algunas de esas piezas, entonces lo sabes. Necesitabas esa sobredosis. Eres adicta.

Si de casualidad empiezas, pruebas y buscas sin parar, ellas te encuentran. A veces se quedan en la superficie, tocándola y rozándola levemente, levantando a su paso ondas que luego se calman. Otras penetran en el alma y se quedan, supongo que queriendo vivir para siempre en tu interior, buscando su supervivencia y vivir en tu vida. Ellas te encontraron, tú nunca las encontraste. Y entras en simbiosis. Eres adicta.

Dos se clavaron en mi alma, hondo, en lo más profundo y de ahí no quieren salir. Se niegan y llevan todo el fin de semana ahí, viviendo en mí y por mí. Ellos fueron mi dosis, yo las necesitaba. Soy adicta.

Por ellas, subiré al cielo, caminaré de puntillas por las escaleras que me llevarán a contar estrellas de lado a lado del mundo. Por ellas no me importará la distancia, nada más importa. Estaré en el cielo, sentada en el último escalón de aquella que me trajo a estas alturas y contemplando la vida desde la lejanía, pero sabiendo que estaré cerca, no importa la distancia.

Por ellas, sólo por ellas. Por sus letras, por su música. Porque han conseguido devolverme a mis letras, a mi neurona. Porque son tan especiales que les dedico estas letras que ellas me inspiraron.

Porque la música es y siempre será el catalizador más potente de los sentimientos. Porque soy adicta a la música. Nothing else matters, yo sólo quiero sentarme en mi Stairway to heaven.

Comentarios

  1. Magnífico, soberbio, sublime... Me ha encantado esta entrada.
    Yo soy adicta a tus letras, no es grave, ¿no?

    Un besazo manita!

    ResponderEliminar
  2. Hay melodías que son para ser escuchadas, para engancharnos a ellas. Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. k bonito, me recuerda a vivo per lei

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente me ha encantado esta entrada.

    Yo también soy una adicta a la música, supongo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer esta entrada de Una enfermera rodeada de cerezas.
Los comentarios hacen crecer los blogs. Comenta y serás respondido.

Entradas populares de este blog

Escala de Glasgow

Esto de hablar con MedicinaJoven por Twitter sobre posibles reglas mnemotécnicas para aprenderse la escala de Glasgow me ha encendido la bombillita. Porque entre comentarios por ahí, medir los caracteres y tratar de explicarme siento que el pobre ha acabado mareado perdido con mi explicación y no se ha enterado de nada. O eso o soy obtusa con ganas, todo puede ser.
Esto es, sencillamente, tal y como yo hago para acordarme de la escala. No sé si sirve como ayuda o más bien todo lo contrario, pues tiendo a complicarme la vida, pero como mi neurona funciona así, pues nada, le haremos caso, que es la que manda (y la que tiene que hacer el examen luego).

Empecemos con la escala en sí.

(Espero que se entienda mi letra, aunque creo que sí.)
Teniendo en cuenta ya la escala, vamos a observarla un poco mejor. Son tres cosas lo que vamos a valorar con esto: la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora. Simplificando: ojos, habla y movimiento. Al valorar estas tres cosas nos pueden d…

Memorias de un 2016

Enero.Inicio reto 250.Rute y Lucena.Cabalgata.Pre-EIR.Febrero.EIR.Entrevista trabajo.Concursos.Ganadora I Maratón de Microrrelatos Valencia Escribe - Massalfassar.Inspiración. 29/02.Marzo.Puesto 1155.CV.Recital Valencia Escribe.Fallas.Día de la poesía.Viaje a Londres.30, 31/03, 01, 02, 03, 04, 05/04.Freetour y City of London.Abril.Boda de Bar y Marcos.Museo historia natural.Picadilly.Chinatown.Tower of London.Museo de Florence Nightingale.Madame Tussauds.Candem Town.Las cosas claras. Comienzo estudio EIR. #YaNoMax.ENDEI 2016 con Anxo. 15, 16/04.Fin Páginas de Metáforas.21/04.Feria del Libro.Mayo.II Congreso virtual enfermería salud mental.May the 4th.Málaga.Día internacional de la Enfermería.CV.Plan de cuidados literario.27/05.Proba valencià.Correcciones.Junio.Entrevista trabajo (x2).Guiones de historias.La Llamada.Julio.Verano azul URPA.Castellón y Grau.Curso GNEAUPP.Correcciones.Agosto.Fin primera vuelta.Renuevo contrato.Registro Páginas de Metáforas.Academia de nuevo.Septiembre.Mál…

Metáforas y refugio

Su primer nombre no oficial fue la primera palabra que acudió a mí cuando la forma y el fondo apenas habían despuntado en el folio. Como tantas otras, podría haberse quedado en el limbo de las anotaciones que no llevan a ninguna parte, pero prosperó y creció entre temarios.
Su segundo nombre no oficial es "refugio": todo está contenido en o entre sus páginas. Incluso lo nuevo, lo aún no escrito, en formato notas.

Ahora mismo reposa sobre mi mesa tal cantidad de papeles que puede llegar a ser caótico a ratos. Viven sobre esta superficie, ahora decorada con un mantel blanco de rayas de colores que dibujan cuadrículas, el último tema que estoy estudiando y el esquema correspondiente. Al lado, para recordarme lo pendiente, el planning mensual y el calendario del mes. La agenda tampoco anda lejos, mis últimas letras tampoco: en mi cuaderno literario abundan palabras que van pidiendo su espacio. Además, guardo aún dentro de mí la chispa de una posible idea aún primitiva y reciente …